DE LA COLEGIACIÓN

Artículo 38.- Ejercicio profesional.

1. Será requisito indispensable y previo para el ejercicio de la profesión química hallarse incorporado al Colegio Profesional correspondiente, cuando la colegiación sea obligatoria.

La cuota de inscripción o colegiación no podrá superar en ningún caso los costes asociados a la tramitación de la inscripción. El Colegio Oficial de Químicos de Canarias dispondrá de los medios necesarios para que los solicitantes puedan tramitar su colegiación por vía telemática, de acuerdo con lo previsto en el artículo 10 de la Ley estatal de Colegios Profesionales.

2. Quien esté en posesión del título español de Licenciado o de Grado en Química, de Licenciado en Ciencias Químicas, de Licenciado en Ciencias (Sección de Químicas), de Ingeniero Químico o de Grado en Ingeniería Química Industrial, o de los títulos extranjeros que, conforme a la normativa española y comunitaria, la Administración española competente haya homologado o reconocido para ejercer la profesión de químico en España y reúna las condiciones señaladas en los presentes Estatutos, tendrá derecho a ser admitido en el Colegio Oficial de Químicos de Canarias.

Los titulados del ámbito de la química con Título de Especialista en Ciencias de la Salud, tendrán la obligación de estar colegiados para su ejercicio profesional y el derecho a ser admitido en el Colegio Oficial de Químicos de Canarias, de conformidad con la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias.

Igualmente los titulados en el ámbito de la química con otras especialidades que la legislación estatal imponga la obligación de colegiación tendrán la obligación de estar colegiados para su ejercicio profesional y el derecho a ser admitido en el Colegio Oficial de Químicos de Canarias.

3. Asimismo, podrán integrar a otros Licenciados o graduados cuyos títulos universitarios superiores estén fundamentados en la Ciencia y Tecnología Química, siempre y cuando no exista un Colegio específico que agrupe un colectivo determinado por su título de especialidad.

4. También podrán ser colegiados los ciudadanos españoles o extranjeros que acrediten poseer un título extranjero homologado, cualquiera que sea su denominación, que tenga como base la Ciencia y/o Tecnología Químicas con un mínimo de 240 ECTS (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos).

5. También podrán ser colegiados los que ostenten un título de Técnico Superior en Formación Profesional en la Especialidad de Química o en la Especialidad de Procesos Químicos. En estos casos, la colegiación se limitará a las atribuciones profesionales a la que estén capacitados por su título.

6. El ejercicio profesional puede realizarse:

a) Al servicio de la Administración General del Estado, de las comunidades autónomas y de las Ciudades de Ceuta y Melilla y de la Administración Local.

b) Al servicio de empresas, hospitales, entidades, explotaciones e industrias o negocios relacionados con la química.

c) De forma libre, cuando el químico desarrolle actividades profesionales al amparo del título de Licenciado o de Grado en Química, Ingeniero Químico o Grado en Ingeniería Química o cualesquiera otros que den derecho a ejercer la profesión.

7. El ejercicio de la profesión, en cualquiera de sus modalidades, se desarrollará por los químicos colegiados con plena observancia de la normativa vigente y de acuerdo con las normas ordenadoras de la misma establecidas en estos Estatutos.

8. Igualmente, serán de aplicación a todos los profesionales químicos en cuanto al ejercicio de su profesión, las normas contenidas en el Código Deontológico para el ejercicio de la Profesión Química.

9. El ejercicio profesional químico en forma societaria se regirá por lo previsto en las leyes. En ningún caso, el Colegio podrá, por sí mismo o a través de sus textos estatutarios o resto de normativa colegial, establecer restricciones al ejercicio profesional del químico en forma societaria.

10. El Colegio no podrá exigir a los profesionales que ejerzan en un territorio diferente al de colegiación, comunicación ni habilitación alguna, ni el pago de contraprestaciones económicas distintas de aquellas que exijan habitualmente a sus colegiados por la prestación de los servicios de los que sean beneficiarios y que no se encuentren cubiertos por la cuota colegial.

11. En los supuestos de ejercicio profesional en territorio distinto al de colegiación, a los efectos de ejercer las competencias de ordenación y potestad disciplinaria que corresponden al Colegio del territorio en el que se ejerza la actividad profesional, en beneficio de los consumidores y usuarios, los Colegios deberán utilizar los oportunos mecanismos de comunicación y los sistemas de cooperación administrativa entre autoridades competentes previstos en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre. Las sanciones impuestas, en su caso, por el Colegio del territorio en el que se ejerza la actividad profesional surtirán efectos en todo el territorio español.

Artículo 39.- Colegiación única.

1. Para ejercer en todo el territorio nacional bastará la incorporación a un solo Colegio Oficial de Químicos, que será el del domicilio profesional único o principal del solicitante.

2. En el caso de desplazamiento temporal tanto de un químico español a otro Estado miembro de la Unión Europea como de un químico de otro Estado miembro de la Unión Europea a España, se estará a lo dispuesto en la normativa vigente en aplicación del derecho comunitario relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales.

3. De toda inscripción, alta o baja en cualquier Colegio, se dará inmediata cuenta al Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España.

4. Asimismo, los Colegios notificarán al Consejo General y a los Consejos Autonómicos respectivos, en su caso, para su inscripción en el Registro General de Sociedades Profesionales, las inscripciones practicadas en sus respectivos Registros de Sociedades Profesionales. El Consejo General remitirá al Ministerio de Justicia, al amparo de lo previsto legalmente, las inscripciones practicadas en el Registro del Consejo General.

Artículo 40.- De las solicitudes de Colegiación.

1. Quienes pretendan realizar actividades propias de los químicos en cualquiera de sus modalidades, están obligados a solicitar, previamente al inicio de la actividad profesional, sea por cuenta propia o ajena, y tanto al servicio de las Entidades públicas como privadas, o como socio profesional de una Sociedad Profesional, la inscripción en el Colegio Oficial de Químicos de Canarias, cuando la colegiación sea obligatoria.

2. Para la incorporación al Colegio Oficial de Químicos de Canarias, se requiere acreditar, como condiciones generales de aptitud, las siguientes:

a) Ser mayor de edad y no estar incurso en causa de incapacidad.

b) Estar en posesión del título de Licenciado o de Grado en Química, de Licenciado en Ciencias Químicas, de Licenciado en Ciencias (Sección de Químicas), o algunos de los señalados anteriormente en el artículo 38, o de los títulos extranjeros que, conforme a la normativa española y comunitaria, la Administración española competente haya homologado o reconocido para ejercer la profesión química en España y reúna las condiciones señaladas en los presentes Estatutos.

c) Carecer de antecedentes penales que le inhabiliten para el ejercicio profesional.

d) Satisfacer la cuota de ingreso, si en su caso la hubiese, y demás que tenga establecidas el Colegio.

e) Aceptar por escrito los Estatutos, normativas y disposiciones colegiales.

3. Para la incorporación al Colegio, el interesado solicitará su admisión a la Junta Directiva acompañando título original o certificado administrativo supletorio acreditativo de los estudios y abono de los derechos de expedición, y abonar, en su caso, la cuota de incorporación. Si se trata de un traslado de Colegio, bastará una simple certificación del de procedencia, acreditativa de encontrarse en activo y al corriente de sus obligaciones, además de no estar inhabilitado para el ejercicio profesional.

4. La Junta Directiva acordará, en el plazo de un mes, desde la recepción de la documentación, la denegación o admisión de la colegiación. Transcurrido dicho plazo sin resolución expresa, se entenderá que esta es positiva.

Artículo 41.- De la desestimación de solicitudes y recursos.

La desestimación por el Colegio de la solicitud de ingreso habrá de fundarse en alguna de las razones siguientes:

a) Cuando los documentos presentados sean insuficientes u ofrezcan dudas sobre su autenticidad y estos defectos no se subsanen en el plazo de quince días hábiles que se conceda a tal fin.

b) Cuando hubiese sido expulsado de otro Colegio en virtud de resolución firme en la vía colegial y no hubiera tenido expresa rehabilitación.

c) Cuando se halle suspendido en el ejercicio de la profesión por sentencia judicial o por resolución firme en vía colegial.

d) Cuando el peticionario procedente de otro Colegio no justifique cumplidamente haber satisfecho las cuotas y derechos que le correspondían en el Colegio de origen.

El acuerdo de desestimación debe ser notificado oficialmente al interesado. Contra este acuerdo cabrán los recursos que establece el artículo 67 de los presentes Estatutos.

Artículo 42.- Trámites posteriores a la admisión.

Admitido el solicitante en el Colegio, se le expedirá la tarjeta de identidad correspondiente, dándose cuenta de su inscripción al Consejo General en el modelo de ficha normalizada que este establezca.

Asimismo, se abrirá un expediente en el que se constatarán los datos profesionales y personales del solicitante necesarios para el cumplimiento de los fines y funciones del Colegio, viniendo obligado el colegiado a informar al Colegio de los cambios que se produzcan en los mismos, con objeto de poder mantener un censo debidamente actualizado.

Artículo 43.- Intrusismo profesional.

El Colegio deberá ejercitar las acciones judiciales procedentes cuando tenga noticias de la comisión del delito tipificado en el artículo 403 del Código Penal.

Artículo 44.- De las clases de colegiados.

1. Los colegiados pueden ser: ejercientes o no ejercientes.

a) Los ejercientes serán aquellos que efectivamente ejercen la profesión de Licenciado o Graduado en Ciencias Químicas, Licenciado o Graduado en Química, Licenciado en Ciencias (Sección de Químicas) en cualquier ámbito, Ingeniero Químico o Graduado en Ingeniería Química Industrial, y, en su consecuencia, están obligados a colegiarse.

b) Los no ejercientes serán aquellos que por cualquier motivo no ejerzan la profesión. El Colegio fijará las diversas categorías de estos y se establecerán sus derechos y obligaciones. En el caso de que alguno de los colegiados no ejercientes comience a ejercer la profesión deberá pasar automáticamente a colegiado ejerciente.

c) El Colegio podrán designar colegiados de honor o colegiados distinguidos a aquellas personas físicas o jurídicas que se estimen merecedoras de estas distinciones extraordinarias de acuerdo con las normas que se establezcan en Reglamento de Régimen Interior.

2. El Colegio podrá regular la figura del precolegiado. Los precolegiados serán los alumnos de los dos últimos cursos de las Universidades Españolas de Ciencias Químicas que podrán inscribirse en el Colegio a los solos efectos de recibir información colegial.

Artículo 45.- De los derechos de los colegiados.

Serán derechos de los colegiados:

a) Ejercer la profesión con arreglo a las disposiciones que en cada momento regulen la actividad profesional.

b) Participar en el uso y disfrute de los bienes y servicios del Colegio.

c) Tomar parte en las deliberaciones y votaciones previstas en estos Estatutos, y en los Reglamentos de régimen interior. Ostentar y desempeñar cargos en el Colegio y en el Consejo General e intervenir en la vida de los mismos en la forma prevista en dichas normas.

d) Recurrir contra los acuerdos de la Junta Directiva y la Junta General del Colegio y los del Consejo General. La legitimación activa necesaria para estos recursos se regirá por lo dispuesto en la Ley reguladora de lo Contencioso-Administrativo.

e) Solicitar la intervención del Colegio para el cobro de percepciones, remuneraciones y honorarios.

f) Solicitar la intervención del Colegio ante los órganos de la Administración, personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, cuando el colegiado estime que se lesionan o no se le reconocen los derechos que las propias leyes le otorgan.

g) Cualesquiera otros derechos derivados de su carácter de miembro del Colegio, en atención a los fines y funciones de estos.

Artículo 46.- De los deberes de los colegiados.

Serán deberes de los colegiados:

a) Ejercer la profesión con absoluta honorabilidad.

b) Pertenecer al Colegio del domicilio profesional único o principal.

c) Cumplir estrictamente las disposiciones de estos Estatutos, y de los Reglamentos de régimen interior, así como los acuerdos que se adopten por el Colegio en materia de su competencia, sin perjuicio de los recursos procedentes.

d) Asistir a los actos corporativos y, especialmente, emitir voto en las Juntas Generales.

e) Aceptar el desempeño de los cargos para los que se les designe o elija, salvo excusa debidamente justificada.

f) Observar estrictamente las normas de compañerismo y disciplina en la vida profesional.

g) Llevar a cabo los estudios, dictámenes, peritaciones, valoraciones y cualesquiera otros trabajos que sean solicitados al Colegio por entidades públicas o privadas y les corresponda por turno de colegiados y por especialidades.

h) Contribuir al mantenimiento de las cargas económicas del Colegio.

Artículo 47.- Bajas.

El que haya sido dado de baja en un Colegio por falta de pago no podrá solicitar la reincorporación ni colegiarse en otro, mientras no haya satisfecho las cuotas pendientes no prescritas.

Las bajas causadas se notificarán por escrito al interesado y al Consejo General. También se comunicarán a los restantes Colegios, si la causa de la baja impidiera una nueva colegiación.

Artículo 48.- Las sociedades profesionales.

1. Los colegiados podrán asociarse para ejercer la profesión en los términos establecidos en la Ley 2/2007, de 5 de marzo, de Sociedades Profesionales o ley que la sustituya.

2. Las sociedades que tengan por objeto social el ejercicio en común de la profesión química deberán constituirse como sociedades profesionales de acuerdo con dicha Ley.

3. También deberán constituirse en sociedades profesionales, como sociedades multiprofesionales, aquellas que ejerzan, además de la profesión química, otras actividades profesionales colegiadas.

4. Las sociedades profesionales que tengan por objeto social el ejercicio de la profesión química, así como las sociedades multidisciplinares cuando entre las diversas actividades profesionales cuyo ejercicio constituya su objeto se encuentre la profesión química, están obligadas a suscribirse en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio de su domicilio social.

5. La inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales dará lugar al devengo de la cuota que haya acordado la Junta Directiva del Colegio.

Índice

Últimos eventos

Sin eventos